domingo, mayo 07, 2006

Historia de una noche

Observé felina lo pequeño de un río
y escribí una piedra acerca de un amor:
el agua quieta buscaba ascender
el agua quieta no quería reproducirse.

Pero tomaron mis manos, vieron enrejado de líneas,
tomaron mis ojos, calmaron el pulso que infinita,
pero detrás del oído, ay, serena resistencia de la piel…

Pero no,
no asesines la ilusión de santificar la ruina,
de barrer las baldosas,
cuidar los rincones,
decir adiós.

Yo sueño con los días
del lenguaje mezclado a mi tierra
y el río pequeño de un amor.

7 comentarios:

otro perro del monton dijo...

_that's_ fuckin poetry, i love you lau ;)

okupa de los no-lugares dijo...

:/

conde dijo...

Yo -que casi no tengo sueños- creo que sueño algo parecido.

conde dijo...

Yo -que casi no tengo sueños- creo que sueño algo parecido.

piscica dijo...

perro: unos guiones bajos que dicen más que lo encierran. claro que nos queremos.

okupa: esa es cara de ¿por qué una noche y no dos?

conde: espero que me cuentes tu sueño en algún momento. aunque casi. aunque sí.

okupa de los no-lugares dijo...

el uno es un numero muy solitario, es el mas solitario de todos :/

Mumiç dijo...

plop