martes, mayo 09, 2006

Papel de caramelo

Que me digan los cielos
la ventana que abre a los cielos

La palma de toda vereda
que abriga a los cuadernos

La pestaña larga
de un papel de caramelo

Con el ojo índice podría dibujar el recorrido
de tu lágrima más seca, con el ojo borrarla.

Bollito de lluvias lejos.

Que me digan si es tiempo.

Acaricio los párpados abiertos
y mi hoja de destellos.

1 comentario:

conde dijo...

dice una historia Sufi, que la puerta de los cielos se abre cada nosecuantisimos miles de años, por eso hay que estar atento siempre