miércoles, mayo 17, 2006

Cuentan los lirios que el olor
de un niño en altamar
destruye el miedo
a nacer un humo
adentro

El humo limpia
¡vamos barriendo!
que el humo transforma
el olvido
en una flor

Y el arenal de una familia
se desvanece en palabra vana
como bebida como abrazo de nubes

Cuentan los lirios que el humo perfume de una canción
al oído de un niño
es el mismo
que soñaste vos
y vos

Sólo que ha ido transformándose

Por eso hoy

6 comentarios:

b. dijo...

qué lindo, lirios cuentistas!
gracias por el abrazoparaguas

piscica dijo...

hola b.! bienvenida!
aquí: abrazos por doquier.
abrácese con los lirios que tienen mucho por contar.
y uno mío para dar un toque de humanidad.

perro de las panteras dijo...

baby baby baby, de cual planeta te habran rajado [la paciencia, te soprenderian las cosas en que puede transformarse], todavia me soprendes. saludos desde arrakis [y que nunca falte el kerosene], blue eyes hereje de dune


pd: make it all burn.

piscica dijo...

perro: qué es lo que hay que quemar?
el otro día alguien me dijo: no hay que premeditar, hay que procurar.será?
saludos a tí

danny the dog dijo...

será.
y la verdad ya no me acuerdo que es lo que habia que quemar, es la pastilla de las 4 de la tarde me pega asi :P [excusas excusas]. pero si me hago cargo de que siempre tuve esa fascinacion por el fuego y por como en el fuego se transforman las cosas. y si decis que el humo tambien hace lo suyo, que el kerosene no falte, entonces ;)
saludos otra vez, espero no estar convirtiendome en un dolor de ovarios nomas. ;)

conde dijo...

te zarpaste