lunes, abril 24, 2006

El 6 de una serie de 8

VI-

Darte mi sangre
para inaugurar música pequeña

Un cosquilleo de tierras enamoradas
a la hora de las horas eternas

1 comentario:

conde dijo...

hay que estar en silencio para escuchar la musica de la sangre, que suena todo el tiempo, bajita.