viernes, abril 20, 2007

de los inconmensurables
sueños rotos,
un beso de aguja
en la columna de dios

vemos el tiempo que pasa
y va para atrás,
lo vemos que pasa
y va para atrás

2 comentarios:

desvelada dijo...

un tiempo cangrejo me come los pies

Hipotermia dijo...

quedan
estatuas de sal
y los sueños en el éter
eternos