martes, junio 13, 2006

y esculpía el ojo que mira la piel de papel
con forma de palabra

y con aureola se ondulaban
y en el templo de todo aquello se deshizo

isla aquello que no recordarás
será inmenso

de sobra ocho desiertos
en un solo mar

a la hora de la hora
caen hojas de carbón

aquello, no recordarás

sólo necesita más de un mundo para respirar

beso con beso en curvas hasta llegar a la médula
de un silencio, el silencio se fuma

isla pequeña en su noche de parto
dejó una luz en el fondo

1 comentario:

perdida liviana dijo...

dejó una luz aureolando el silencio, como si estuviera pariendo un recuerdo