sábado, junio 03, 2006

Mira el mar en una baldosa

No mires la vitrina de las pupilas sucias

7 comentarios:

b. dijo...

No sé si fue la intención al escribirlo, pero que maravilloso sería mirar una baldosa y ver la grandeza de un mar. Aunque si la intención era la posibilidad de limitar el mar a una baldosa, gracias, pero paso.

piscica dijo...

No, no era la intención. Es disolver el cemento , es oír el murmullo de las olas quebrando. Nunca limitaría tanta belleza.

Weltschmerz dijo...

parafraseando al diego: "el mar no se mancha" (a veces sí, y con petroleo).

Pero sí, lo bueno siempre está más allá de lo cotidiano. Sólo hay que mirar de otra manera.

saludos!

conde dijo...

el poema y el consecuente comentario de b. me recuerda esos versos de Blake que decian eso de: "to see a world in a grain of sand..."
no me pidas que lo diga todo de memoria.

b. dijo...

No pensé que voluntariamente limitaras la belleza del mar, con lo que escribís no se me ocurriría, pero hay días en los que una se siente que le limitan la belleza de afuera, y quizás ese había sido el caso.

piscica dijo...

w.: ja! quisiera verlo al diego recitando el poema de Blake

c.: hermosos recuerdos

b.: muy cierto lo que decís. incluso me quedé pensando si a uno lo limitan de afuera o uno se limita solo. en fin.

Anónimo dijo...

I find some information here.