lunes, junio 11, 2012

te ponés
con la luna en si menor
fumada entre los dedos.
todo se cae a pedazos; incluso yo,
como lluvia de témpera, desarmada y filosa
que moja el acero y el viento.
todo se cayó a pedazos: mi estrépito está incendiado.
te ponés a la deriva
en la descomposición musical del miedo,
y fumada entre los ríos
la ruina es el paraíso de lo que puedo entregar

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando podremos tener tan hermosos poemas en papel? En nuestras manos, frente a nuestros ojos??

CFG

piscica dijo...

CFG: usted me halaga sobremanera: soon, very soon por su canal favorito :)

scalisto dijo...

Hace tiempo que no pasaba y hoy me he dado un panzada. ¡Me has alegrado la tarde-noche, Lau!

piscica dijo...

¡¡scalisto!! tu presencia acuarelada es la felicidad de mi despertar. te abrazo fuerte.