martes, junio 07, 2011

la noche abroquelada en las ciertas nubes de lo inmenso, ciertas nubes acomodadas transversalmente en un silencio preciso, no todas las luces se ven tenues desde este fragmento, y no niego el cuerpo que se dibuja ni un hilo de polvo, esta noche daría la paz de la carne, la lascivia de mis huesos

3 comentarios:

romina dijo...

qué bello, niña

Gabriela Carrión dijo...

y lo que extraño tus mails, tus cartas...

scalisto dijo...

Muy bonito!