sábado, noviembre 07, 2009

Wild, white horses
They will take me away
And the tenderness I feel
Will send the dark underneath
Will I follow


Enhebrar la arena para ir a un punto de ausencia,
la boca que besa el mar
y clava un misil en el pecho, como durmiendo,
como durmiendo.

Lluvia avanza
por las grietas del aquel suelo, lluvia
avanza en los contornos de piel,
en el vidrio, en los ojos, como humo durmiendo,
como humo durmiendo.

La noche empaña cualquier misterio
y lo hace más bello.

4 comentarios:

Gabriela Carrión dijo...

Qué lindo ver el movimiento en la superficie!

(¿cómo decir que debajo del agua no había?)

"."

scalisto dijo...

Muy bonito ;-)

svankmajerovo dijo...

Me gustan mucho tus poemas, Piscica! Saludos :)

piscica dijo...

Gaby, ¿cómo negarlo? Usted sabe muy bien que el movimiento nunca deja de ser movimiento, con todas sus formas.

Scalisto, un gran señor, feliz de que visite mi luz.

Svank, ¡menuda sorpresa, amigo! Siempre bienvenido, siempre.