jueves, febrero 22, 2007

*

divino cristal,
tu aire comprimido
marca la tierra del lugar que no existe

mi suburbio como maqueta,
ciudad del lenguaje: la partícula es idioma

ostenta una ceniza pastosa
de diamantes
los verbos de corrido
que dilatan mi camino
con sueño de no temblar anteSol

las barbas del mar
crecen como raíces,
tejido que atrapa el vidrio
mientras miran caer
caos de palabras
inútiles
y
constructoras
que mojan
espacios blancos
iluminados

-que existirá

2 comentarios:

flor dijo...

yo siento una fuerte influencia de Miguel Angel Bustos, quizás, la moral de los pájaros. Cosas como "anteSol" y la "diamante" aunque, claro, cobra otro significado en tu verso, mi querida píscica.

espero la próxima lumínica con ansias.

piscica dijo...

mire usted, no lo hubiera pensado pero algo hay de moral de pájaros, es que en el mundo acuático hay ansias de aprender...