lunes, noviembre 24, 2008

Dedicado a una amiga,
que es noble, tan noble como el mar,
un mar de rulos y ojos rojos.



Lava los ríos de su memoria
como soplándole un secreto al fuego,
a eso que se consume
y se llora
como fuego
soplándole
un poco de pasión
al sueño perdido
y ternura
le da ternura al cielo
del agua

Lava sus ríos con acuarela,
y tiene la densidad
de un alma, un cachorro
en la penumbra
y un rayo de sol en los ojos

Es feliz como se puede ser
en las tierras quemadas
sabiendo que algo crece

3 comentarios:

flor dijo...

Aunque se lo dedicaste a otra flor igual me sentí tocada. Beso,

Hipotermia dijo...

hermoso

'-.-'Cianuro dijo...

capa