miércoles, noviembre 28, 2007

Oasis

“La belleza, lo sabe la equilibrista,
sólo brillará lo que dure el reflejo de su caída”.
María Negroni


Nubes de eternidad emigran
a un futuro incandescente, la errática luz
de agujerear un cuerpo y sangrar
no más que eso, que la especie ansiosa
por abrazar un vidrio de palabras.


Se fue la herida, un movimiento tibio de la familia,
que se despereza, barniz de pensarnos
como una aldea desigual, de labios que derrapan
miedos, ya los adioses son bienvenidas.


Todo un gesto. Una fauna descontrolada,
pasión de arena donde la encuentro, se parece
a una lágrima, se parece al refugio de ver,
se parece a todo lo que es mientras sonríe.

4 comentarios:

ojorojo dijo...

los parecidos son formas de ver.
"se parece a todo lo que es mientras sonríe" es ser casi completo. Ojalá sepa que así vos ves.

piscica dijo...

Saber no se parece tanto a ver...
Ojo rojo, usted y su dulzura alivianan el calor de estos días. Gracias.

ojorojo dijo...

por vos y para vos, voy a pedirte
un poco de lluvia

betina dijo...

(te dejo un beso en medio de tu oasis, pero un beso que no es espejismo,
es un beso-chin-chin por más palabras acuareladas para el 2008, linda píscica)